Cómo elegir la música de tu boda

Los criterios para seleccionar las canciones que sonarán en tu boda, desde la ceremonia hasta el baile.

DJ de boda

¿Te gustaría que la música de tu boda fuera perfecta? ¿Quieres que la música de tu boda refleje tu personalidad y la de tu pareja? ¿Quieres que la música de tu boda cree el ambiente que deseas para cada momento de tu gran día?

Si has respondido que sí a estas preguntas, este artículo es para ti. Aquí te vamos a dar los criterios para elegir la música de tu boda, y seleccionar las canciones que sonarán en tu boda, desde la ceremonia hasta el baile.

La música es un elemento esencial en cualquier boda, ya que acompaña, ambienta y emociona a los novios y a los invitados. Además, la música es una forma de expresar tus sentimientos, tus gustos, tu estilo y tu historia de amor.

Pero, ¿cómo elegir la música de tu boda? Aquí te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

Elige el tipo de música

El primer paso para elegir la música de tu boda es elegir el tipo de música que quieres que suene en tu boda. No se trata de elegir un solo género musical, sino de elegir una variedad de estilos musicales que se adapten a los diferentes momentos y espacios de tu boda. Hay muchos tipos de música, y cada uno tiene sus características y sus ventajas. Por ejemplo, algunos de los tipos de música más populares para las bodas son:

  • La música clásica: es un tipo de música que se caracteriza por usar instrumentos como el piano, el violín, la flauta, el arpa, etc. y por crear un ambiente elegante, sofisticado y romántico. Es un tipo de música ideal para la ceremonia, especialmente si es religiosa, y para el cóctel, ya que aporta un toque de distinción y de serenidad. Algunos ejemplos de música clásica para bodas son: el Canon de Pachelbel, la Marcha Nupcial de Mendelssohn, el Ave María de Schubert, el Concierto de Aranjuez de Rodrigo, etc.
  • La música pop: es un tipo de música que se caracteriza por usar instrumentos como la guitarra, el bajo, la batería, el teclado, etc. y por crear un ambiente moderno, divertido y animado. Es un tipo de música ideal para el banquete y para la fiesta, ya que aporta un toque de alegría y de energía. Algunos ejemplos de música pop para bodas son: I Gotta Feeling de Black Eyed Peas, Happy de Pharrell Williams, Can’t Stop the Feeling de Justin Timberlake, Marry You de Bruno Mars, etc.
  • La música rock: es un tipo de música que se caracteriza por usar instrumentos como la guitarra eléctrica, el bajo eléctrico, la batería, el teclado, etc. y por crear un ambiente rebelde, original y cañero. Es un tipo de música ideal para la fiesta, especialmente si te gusta el rock, y para sorprender a tus invitados con un toque de personalidad y de atrevimiento. Algunos ejemplos de música rock para bodas son: You Shook Me All Night Long de AC/DC, I Don’t Want to Miss a Thing de Aerosmith, Livin’ on a Prayer de Bon Jovi, Sweet Child O’ Mine de Guns N’ Roses, etc.

Estos son solo algunos ejemplos de tipos de música, pero hay muchos más. Lo importante es que elijas el tipo de música que más te guste y que más se adapte al estilo y al tono de tu boda, y que lo combines con otros tipos de música para crear una variedad y una armonía musical.

Elige las canciones

El segundo paso para elegir la música de tu boda es elegir las canciones que quieres que suenen en tu boda. No se trata de elegir canciones al azar, sino de elegir canciones que tengan un significado especial para ti y para tu pareja, que os gusten, que os identifiquen, que os emocionen, que os diviertan, que os inspiren, etc.

Por eso, te recomendamos que hagas una lista de canciones que os gusten, que os recuerden a algún momento, que os hagan bailar, que os hagan reír, que os hagan llorar, que os hagan soñar, etc. y que las clasifiques por momentos y por espacios de tu boda. Así, podrás tener una selección de canciones que se ajusten a cada ocasión y a cada ambiente.

Además, te aconsejamos que tengas en cuenta algunos criterios para elegir las canciones, como por ejemplo:

  • La duración: es importante que elijas canciones que tengan una duración adecuada para cada momento y para cada espacio de tu boda. No es lo mismo una canción para la entrada de los novios, que una canción para el baile nupcial, que una canción para el corte del pastel, que una canción para la fiesta. Por eso, te recomendamos que elijas canciones que no sean ni muy cortas ni muy largas, que no se hagan pesadas ni aburridas, que no corten el ritmo ni la emoción, que no dejen huecos ni silencios, etc.
  • El volumen: es importante que elijas canciones que tengan un volumen adecuado para cada momento y para cada espacio de tu boda. No es lo mismo una canción para la ceremonia, que una canción para el cóctel, que una canción para el banquete, que una canción para la fiesta. Por eso, te recomendamos que elijas canciones que no sean ni muy altas ni muy bajas, que no molesten ni incomoden, que no tapen ni ahoguen, que no impidan ni dificulten, etc.
  • El idioma: es importante que elijas canciones que tengan un idioma adecuado para cada momento y para cada espacio de tu boda. No es lo mismo una canción para la ceremonia, que una canción para el cóctel, que una canción para el banquete, que una canción para la fiesta. Por eso, te recomendamos que elijas canciones que no sean ni muy difíciles ni muy fáciles, que no confundan ni desconcierten, que no ofendan ni disgusten, que no excluyan ni discriminen, etc.

Estos son solo algunos ejemplos de criterios para elegir las canciones, pero hay muchos más. Lo importante es que elijas las canciones que más te gusten y que más se adapten al momento y al espacio de tu boda, y que las pruebes y las revises antes de tu boda.

Elige el modo de reproducción

El tercer paso para elegir la música de tu boda es elegir el modo de reproducción de la música de tu boda. No se trata de elegir un solo modo de reproducción, sino de elegir una combinación de modos de reproducción que se adapten a los diferentes momentos y espacios de tu boda. Hay muchos modos de reproducción, y cada uno tiene sus características y sus ventajas. Por ejemplo, algunos de los modos de reproducción más populares para las bodas son:

  • El DJ: es un modo de reproducción que consiste en contratar a un profesional que se encargue de poner la música de tu boda, de mezclar las canciones, de animar a los invitados, de adaptarse a las peticiones, etc. Es un modo de reproducción ideal para la fiesta, ya que aporta un toque de diversión y de profesionalidad. Algunas ventajas de contratar a un DJ son: que te ahorras el trabajo de elegir y preparar la música, que te aseguras de que la música sea de calidad y variada, que te garantizas de que la música no falle ni se corte, que te olvidas de los problemas técnicos, etc.
  • El grupo en vivo: es un modo de reproducción que consiste en contratar a un grupo de músicos que se encargue de tocar la música de tu boda, de interpretar las canciones, de interactuar con los invitados, de crear un ambiente único, etc. Es un modo de reproducción ideal para el cóctel y para el banquete, ya que aporta un toque de originalidad y de personalidad. Algunas ventajas de contratar a un grupo en vivo son: que te sorprendes con versiones y arreglos de las canciones, que te emocionas con la voz y el talento de los músicos, que te diviertes con el espectáculo y el show que te diviertes con el espectáculo y el show que te ofrecen, que te implican en la música y te hacen participar, etc.
  • La playlist: es un modo de reproducción que consiste en crear una lista de canciones que quieres que suenen en tu boda, de ordenarlas, de reproducirlas, de controlarlas, etc. Es un modo de reproducción ideal para la ceremonia y para los momentos más íntimos y personales de tu boda, ya que aporta un toque de intimidad y de personalización. Algunas ventajas de crear una playlist son: que te aseguras de que la música sea de tu gusto y del de tu pareja, que te emocionas con las canciones que tienen un significado especial para vosotros, que te ahorras el dinero de contratar a un profesional o a un grupo, que te sientes más cómodo y más libre con la música, etc.

Estos son solo algunos ejemplos de modos de reproducción, pero hay muchos más. Lo importante es que elijas el modo de reproducción que más te guste y que más se adapte al momento y al espacio de tu boda, y que lo combines con otros modos de reproducción para crear una variedad y una armonía musical.

Como ves, elegir la música de tu boda es una forma de darle un toque especial, único y personal a tu gran día. Solo necesitas tener claro lo que quieres, elegir el tipo de música, las canciones y el modo de reproducción de la música de tu boda, y dejar volar tu imaginación y tu creatividad.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles y que te animes a elegir la música de tu boda. Si necesitas más información o ayuda, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte a hacer realidad la boda de tus sueños.