Cómo he acabado siendo fotógrafo de bodas

Cómo he acabado siendo fotógrafo de bodas

Hoy os traigo una publicación algo diferente, una publicación que hará que me conozcas un poco más, sepas realmente quien soy y por qué he acabado siendo el fotógrafo de bodas al que quizá quieras contratar.

Porque todos tenemos una historia y esta es la mía.

¿Siempre  has sido fotógrafo de bodas?

Mis inicios se remontan a hace ya más de 20 años cuando por casualidad acabé haciendo mi primera boda, pero no fue como fotógrafo, fue como Discjokey.

Era una época en la que las bodas se hacían como churros, una época en la que a las 2 del medio día entraba una boda en el salón y a las 7 de la tarde tenían que abandonarlo porque después entraba otra boda. No se personalizaba nada, los novios no elegían la música y el Dj era el mercenario que tenia que librar una batalla tras otra en cada boda. Sí, tengo que reconocer que esa etapa de mi vida me curtió mucho y aprendí a base de ostias a como tratar con clientes de todas las clases sociales.

Estuve más de 10 años trabajando con empresas que me contrataban para que les sacara las castañas del fuego, porque claro…. es que Jaime es un tipo resolutivo y si hay algún problema en la boda o el evento de turno Jaime lo soluciona… hay que hacer una instalación de sonido, Jaime a ver si nos puedes echar una mano… hay que instalar un sistema audiovisual Jaime para allá que iba. Total que al final me cansé de todas estas empresas que andan por Barcelona y que algunas pagan tarde y mal… porque efectivamente!! los jefes no tenían ninguna consideración por los que trabajábamos allí.

En esta época trabajé en los mejores hoteles de Barcelona, Hotel Arts, el Wela, el Ritch, Juan Carlos I y un montón más, por cierto… todavía no entiendo como estás empresas habían conseguido los contratos de exclusiva porque eran un desastre.

Cansado de todas estas mierdas, decidí buscarme la vida. Sí, supongo que tuve una duda existencial o algo así y con un par empecé a idear una formula para ganarme la vida.

Mi primera pregunta que me hice: ¿Que sé hacer yo, que no hagan otras personas? Soy experto audiovisual, soy resolutivo y conozco a la perfección el trato con el cliente. Joder!! tengo todo lo que hay que tener para facilitarle la vida a muchos clientes que quieran montar cualquier tipo de evento y sobre todo una boda.

Aquí es cuando empezó mi andadura en solitario, los inicios de esta pequeña empresa Jaime Ruiz – Servicios Audiovisuales.

En ese momento trabajaba solo, me contrataban para ir a pinchar a bodas o para hacer algún montaje audiovisual, con pantallas, proyectores, etc… todo esto gracias a mi pasión por entender como funciona Google e intentar aparecer en los primeros resultados del buscador, pues sí, también soy experto en SEO jeje

Como aparecía por todos lados en Google, rápidamente empecé a tener mucho trabajo y decidí contactar con compañeros con los que ya había trabajado en aquellas empresas ofreciéndoles un sistema de trabajo diferente y tardaron menos que canta un gallo en venirse a colaborar conmigo. En la actualidad siguen trabajando conmigo después de muchos años codo con codo y creo que nos jubilaremos juntos jajajaja

Aquí es cuando realmente empieza mis pinitos en la fotografía

Volviendo al tema, que me desvío… tiempo después empezamos a trabajar con diferentes empresas, que me contrataban para hacer los montajes audiovisuales de sus presentaciones de productos, eventos, etc… y es aquí cuando dichas empresas me solicitaban los servicios de foto y vídeo, entonces empecé ampliar el equipo y a trabajar con compañeros fotógrafos y videógrafos que fueron los que me introdujeron en el mundillo de la fotografía. Poco a poco fui adentrándome más, conociendo las cámaras, tecnologías y adaptando mis conocimientos audiovisuales al mundo de la fotografía.

En los sucesivos años ya tenia un equipo de compañeros DJ’s que se encargaban de todo el tema del sonido en las bodas y seguía entrando mucho trabajo de fotografía y vídeo, y no tuve más remedio que hacer de apoyo como segundo fotógrafo a mis compañeros de fotografía.

Tras estos años de aprendizaje forzoso en el manejo de las cámaras y tras otra nueva duda existencial, decidí que tenia que cambiar mi rumbo y dedicarme plenamente a la fotografía. Ya estaba en los 40 y no me veía con 10 años más montando equipos de sonido y pinchando en bodas.
¿Total que podía salir mal? La parte audiovisual seguía funcionando haciendo bodas cada fin de semana, los 3 Dj’s contentos porque el trabajo que yo hacia ahora se lo repartían y yo ilusionado por esta nueva etapa que ampliaba los servicios de mi empresa ofreciendo un amplio abanico de posibilidades a los clientes, teniendo que tratar de esta manera con un solo proveedor que les cubría fotografía, vídeo y sonido.

Actualmente la fotografía se ha convertido en algo que no puede faltar en mi vida y siempre llevo una cámara encima. No concibo la vida sin imágenes y menos aun mi trabajo. Sigo teniendo la misma ilusión que el primer día que hice una boda como DJ hace más de 20 años, con la ventaja de tener la experiencia de todos estos años. Creo que lo que más me emociona es hacer feliz a la gente y lo mejor de todo es que ahora con la fotografía puedo dejar constancia de ello.

Como ves a lo largo de mi vida he ido evolucionando que es algo que toda persona debería hacer y no estancarse.

Este a sido un resumen de como he llegado a la fotografía, un resumen de mi vida en el cual faltan muchas aventuras y desventuras… pero eso lo dejaremos para otro día!!

Fotografo de bodas Barcelona - Jaime Ruiz
Fotografo de bodas Barcelona – Jaime Ruiz
Cómo he acabado siendo fotógrafo de bodas
5 (100%) 1 vote