El fotógrafo de bodas

Hoy quiero hablar nuevamente sobre el fotografo de bodas.  Soy Jaime Ruiz y quiero daros algunos pequeños consejos, sobre todo para los que estáis empezando, ya que a veces una boda puede ser un trabajo un poquito más complicado de lo habitual porque hay que estar pendientes de muchas cosas, hay que tener el material muy bien preparado y un sin fin de cosas más que hay que prever.

Una boda es el único trabajo en el que no vas a tener dos oportunidades de hacer una fotografia, esto es una responsabilidad muy grande para el fotografo de bodas y quiero que tengáis esto muy claro es un día muy especial. Es cierto que con la edición digital en programas como Ligthroom, Photoshop o CaptureOne se pueden mejorar muchas fotos que no hayan salido bien, pero que sea solo eso, mejorar algunas fotos, pero si fallas en la captura y quedan unas fotos muy oscuras, desenfocadas, con mucho ruido y que luego no puedas arreglarlas y el trabajo sale mal, lo más probable es que los novios te persigan hasta el fin del mundo. Así que tener mucho cuidado, se consciente de dónde estás metiendo.

El fotógrafo de bodas no puede llegar tarde

Una vez los novios han contratado y te han dado las direcciones de los lugares, unos días antes o una semana antes, acércate a todos estos lugares para que para que tengáis controlado cosas como el aparcamiento, los itinerarios para tener claro cómo se llega, que controles la luz distintas horas del día,  los encuadres etc… así lo tenemos todo controlado. De esta manera el mismo día de la boda os ahorrareis dolores de cabeza.

Consejo de sobre el material que hay que llevar, una sola cámara con un solo objetivo es muy arriesgado porque si esta cámara o el objetivo fallan estarás en un grave problema. Aunque la inversión económica es grande lo ideal es llevar dos cámaras  y dos objetivos distintos, siempre habrá uno principal y otro secundario. En el principal intenta llevar un todo terreno tipo 17-50mm o 24-70mm. Recuerda llevar 2 flashes y un buen arnés para llevar una o las dos cámaras colgadas. Recuerda llevar las pilas y baterías bien cargadas, pero sobre todo que sean de primeras marcas.

Otro consejo… cuando realizas fotos no te fíes de la pantalla de la cámara ya que las pantallas están preparadas con un ajuste concreto para que las fotografías siempre salgan bien y más colorida, el problema es cuando abres las imágenes en el ordenador y te des cuenta que no son todo los nítidas, probablemente no puedas arreglarlas en la edición.

También es importante que controles muy bien el ISO de tu cámara y sepas hasta donde puede llegar. Casi todas las cámaras tienen un limite y cuanto mejor sea tu cámara más alto será ese limite. Has de realizar pruebas suficientes para saber en que ISO tu cámara empieza a generar grano y a que ISO tu cámara genera ruido. Recuerda que no es lo mismo grano que ruido. Una fotografía con un poco de grano incluso puede quedar bien, pero con ruido será una fotografía difícil de arreglar.

El fotógrafo de bodas tiene que estar siempre atento

Tienes que estar muy atento a todo lo que suceda en la boda y sobre todo no te dejes ningún detalle. Siempre con la cámara colgando del hombro esperando captar ese momento especial. Si tienes que ir a comer, hazlo mientras lo hacen los novios y vuelve al salón de bodas antes de que hayan acabado su plato. Como bien digo la cámara siempre apunto para disparar. Pasa desapercibido en la boda pero capta todo lo que los novios no ven, no tengas miedo en disparar. Yo tengo la manía de disparar al menos 3 fotos de cada momento y en muchas ocasiones incluso más.

Recuerda que estás en una celebración familiar, así que compórtate de una manera amable y disfruta de tu trabajo ese día, transmite buen rollo y deja tu cara agria en casa… sonríe!!, así harás que los novios se sientan más a gusto y más tranquilos, eso se notará en el resultado final, obteniendo un reportaje de boda más natural.

El plazo de entrega: Tanto si solo editas 200/300 fotos, como si editas 1000 no te duermas en los laureles y entrega el reportaje en un plazo de tiempo aceptable. Conozco a fotógrafos que tardan 8 o 9 meses en entregar el reportaje, sinceramente, me parece una barbaridad. Yo actualmente puedo entregar un reportaje de bodas en 15 días. Así que trabaja bien en la boda y ajusta bien tu cámara en cada situación, para que luego no tengas que estar meses retocando fotos.

Autor: Jaime

Fotógrafo de bodas y eventos en Barcelona Fotógrafo y Dj en Barcelona especialista en Bodas y eventos. http://jaimeruiz.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *