Fotógrafos de bodas, cómo elegir el correcto?

Historias de fotógrafos de boda que son héroes, y otros que son un desastre abundan en la red. Están los fotógrafos de bodas que dejaron de llamar a los clientes, que aparecieron en la boda pero claramente no tenían experiencia, o que eran un pariente y abandonaron las tareas de fotografía para bailar, beber y cenar. El entusiasmo está bien, dicen los profesionales, pero la confiabilidad, el talento y la experiencia son aún mejores.

La fotografía de bodas ha cambiado significativamente desde hace 30 años, cuando los fotógrafos usaron películas de formato medio y solo hubo un valioso negativo por disparo. Luego vino la fotografía de 35 milímetros, un formato más simple. Con las mejoras en la tecnología y la facilidad de uso de la cámara, junto con una disminución en los precios de las cámaras, más entusiastas se trasladaron al negocio.

¿Cuando cambio el juego?

“Llegó el formato digital y todos se convirtieron en fotógrafos de bodas“, dijo Jason Groupp, director del grupo comercial Wedding & Portrait Photographers International y columnista de la revista Rangefinder. “¿Es más fácil? Sí lo es. Pero la experiencia de un fotógrafo de bodas, saber lo que estás haciendo, conocer las tradiciones, conocer a la gente, crea fotos de boda que duran a lo largo de los años “.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a evitar una variedad de problemas que podrían surgir (y cuando su instinto le dice que algo no está bien con un fotógrafo, escúchelo):

Una clave para tomar una gran fotografía es saber dónde colocarse.

Una de las maneras de conseguir un buen fotógrafo es pedir recomendaciones a tus contactos de Facebook o buscando opiniones en foros especializados. El problema muchas veces es que de los buenos fotógrafos se habla poco y más bien suelen aparecer los fotógrafos que no son demasiado buenos gracias a las criticas de unos clientes descontentos.

Evita contratar a la familia. “Los amigos de la familia tienden a fotografiar a las personas que conocen, no porque lo quieran o se den cuenta, sino porque tenderán hacia las personas con las que están familiarizados”, dijo Dan Loh, un ex fotógrafo de Associated Press ganador de Pulitzer y fotógrafo de bodas.

Los precios de los fotografos…

Hay tarifas de todo tipo, pero mi consejo es que huyas de los fotógrafos excesivamente baratos. Busca uno que se adapte a tus posibilidades pero que te garantice la calidad suficiente.

Otros detalles a tener en cuenta es la forma de pago, lo ideal seria, un 25% para realizar la reserva, un 50% dias antes de la boda y el 25% restante cuando el fotógrafo te entregue el material. También asegúrate de firmar un contrato que te dé garantías suficientes.

¿Cuántos fotógrafos estarán presentes? Asegúrese de que el fotógrafo que específicamente pretendes contratar sea uno de ellos. Hay algunos fotógrafos que tienen la mala costumbre de aprovecharse de su fama para contratar bodas el mismo día y luego enviar a otro fotógrafo.

Si tiene una boda en la iglesia, los contratos a menudo establecen que la pareja es responsable de averiguar si su iglesia permite la fotografía en el altar o no, o incluso durante la ceremonia. Muchas parejas se han sentido desagradablemente sorprendidas al descubrir lo contrario.

Normalmente, los fotógrafos mantienen los derechos de autor de las fotos para que puedan usarlas con fines de marketing. A continuación, proporcionan discos, unidades de memoria flash, un libro de prueba o una contraseña para un sitio web donde la pareja puede ver las fotos, o alguna combinación.

Hasta aquí esta serie de consejos, próximamente más!!

Fotógrafos de bodas, cómo elegir el correcto?
5 (100%) 5 votes